Elegir un sujetador adecuado después de una operación de pecho | Miss Mary of Sweden
Pasar al contenido principal

Elegir un sujetador adecuado después de una operación de pecho

Cinco consejos sobre lo que debes tener en cuenta cuando llega la hora de volver a utilizar sujetadores “normales” después de un aumento o reducción de pechos.

Después de una operación de pecho, ya sea un aumento o una reducción de pecho, necesitarás usar un sujetador especial postoperatorio durante un tiempo. Este tipo de sujetador no lo fabricamos en Miss Mary, hay muchos tipos diferentes dependiendo de la operación y tu médico puede recomendar un sujetador que sea adecuado para ti. Tardará bastante tiempo hasta que puedas utilizar un sujetador normal otra vez. Los pechos estarán hinchados y cambiarán de tamaño durante un largo tiempo hasta que la hinchazón disminuya.

Tardará hasta que puedas volver a usar un sujetador normal.

 


Si has hecho un aumento de pecho los requisitos de tu nuevo sujetador serán muy diferentes a los del anterior. La imagen muestra el sujetador Broderie Anglais de algodón suave, perfecto para curvas generosas, con sus amplios tirantes acolchados para los hombros.

Una vez que empieces a usar sujetadores normales de nuevo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta al elegir tu sujetador nuevo.

No compres un armario de sujetador demasiado grande

Cuando ya no tienes que seguir usando tu sujetador postoperatorio práctico (pero aburrido), puede ser tentador enseguida salir a comprar varios sujetadores bonitos. Pero no malgastes tu dinero llenando tu cajón de ropa interior con sujetadores nuevos. La talla de tus pechos seguirá variando durante bastante tiempo, lo que hará que tus nuevos sujetadores bonitos se vuelvan demasiado grandes. Es mejor elegir 1-2 nuevos sujetadores para cambiar entre ellos y con el tiempo ir comprando nuevos sujetadores poco a poco.

Encuentra tu nueva talla.

La primera cosa que tienes que hacer es averiguar cuál es tu nueva talla de sujetador. Puedes hacerlo fácilmente siguiendo nuestra sencilla guía paso a paso. Lo único que necesitas es una cinta métrica.

La primera cosa que tienes que hacer es averiguar cuál es tu nueva talla de sujetador.


Encuentra tu nueva talla de sujetador después de la operación siguiendo nuestra guía de tallas aquí.

Si has hecho un aumento de pecho que te ha hecho aumentar varias tallas de copa, puede ser recomendable elegir un sujetador de una marca que está acostumbrada a fabricar prendas para pechos más grandes y las tiene como estándar en su gama. El nuevo volumen que van a tener tus pechos va a requerir que tus sujetadores cumplan más funciones que tus sujetadores anteriores. Evita los bralettes que no elevan ni dan apoyo a los pechos.


El sujetador Queen es un ejemplo de un sujetador sin aro que proporciona un buen apoyo y elevación al busto.

Algunos denominadores comunes para sujetadores adecuados para pechos más grandes y pesados son:

  • Tiene una espalda ancha. Es sobre todo la banda alrededor del cuerpo y no las copas que mantiene los pechos en su sitio.
  • Inelástica (o parcialmente elástica) proporciona mejor apoyo que los que tienen elástico en toda la copa.
  • Los tirantes más anchos alivian los hombros. Existe con y sin acolchado.
  • El aro levanta, apoya y forma el pecho. Nota: Espera a que tu médico te dé luz verde para empezar a usar sujetador con aro.


Una espalda ancha como se muestra arriba da mejor apoyo para el pecho que una espalda "normal". La imagen muestra el sujetador Keep Fresh.

Si has hecho una mastectomía y extirpado uno o ambos senos, hay sujetadores de prótesis especiales para aquellas que quieren usar una prótesis extraíble. La prótesis se coloca en un bolsillo especial cosido en el interior del sujetador. Este tipo de sujetador también es cómodo de llevar para aquellas que no han realizado una mastectomía ya que la mayoría de los sujetadores de prótesis son muy suaves y cómodos, tienen un corte más alto en la copa que envuelve todo el pecho (y oculta cualquier prótesis) y no tiene costuras que rozan. En nuestra gama tenemos dos sujetadores protésicos sin aro, ambos con bolsillo de algodón extra suave.


Para aquellas que han hecho una mastectomía y han decidido no colocar un implante en el seno, sino utilizar una prótesis extraíble, está el sujetador cómodo protésico Liv. Liv está hecho de material extra suave y tiene un bolsillo de algodón en el interior para insertar la prótesis mamaria.

Elige un sujetador sin aro

Aunque un sujetador con aro da mejor apoyo y eleva más que un sujetador sin aro, no debes llevar un sujetador con aro durante el período de curación. Escucha atentamente los consejos de tu médico sobre cuánto tiempo de recuperación necesitarás en tu caso. Es individual dependiendo del tipo de operación que hayas realizado. Si la incisión fue realizada debajo del seno, el aro va a presionar directamente contra la herida, irritando y complicando la curación y creando cicatrices más visibles. Hay muchos tipos diferentes de sujetadores sin aro para elegir para aquellas que estaban acostumbrados a usarlos antes.

Espera hasta que tu médico te dé luz verde para empezar a usar sujetadores con aro.


Después de una operación se recomienda no utilizar sujetadores con aros hasta que las cicatrices se hayan curado completamente. La imagen muestra el sujetador sin aro Curly con un forro suave y sedoso que es cómodo de llevar sobre la piel. 

Elige copas elásticas

Si compras un sujetador con un buen material elástico en la copa, tendrá más flexibilidad de tamaño y se adaptará a tu pecho a medida que vaya reduciendo la hinchazón. Elige un material suave que se sienta cómodo y se ajusta a tu cuerpo, como el algodón. En Miss Mary encontrarás muchos sujetadores de algodón, ya que somos especialistas en algodón.


El sujetador sin aro Keep Fresh con copa elástica ofrece flexibilidad de tamaño. La copa no tiene costuras, ideal para pezones sensibles.

Pezones rígidos después de la operación

Los pezones a menudo se ponen duros durante mucho tiempo después de la cirugía. Utiliza un sujetador acolchado o cubrepezones si te molesta que se transparenten a través del sujetador.


Los cubrepezones son un salvavidas si quieres evitar que los pezones se noten a través del sujetador, pero no quieres llevar un sujetador acolchado. Los cubrepezones protegen incluso si tienes pezones sensibles.

Tampoco es inusual que notas que tus pezones tengan mayor o menor sensibilidad después de la operación. Elige un sujetador con material suave que te queda cómodo. Evita los sujetadores que tengan una costura directamente sobre la copa si esto te molesta. Ve probando.


El sujetador tipo camiseta COOLING en un material elástico agradable es perfecto durante el tiempo que no se pude usar un sujetador con aro.

Recuerda que tu cuerpo es único y que tienes que elegir lo que queda bien y te sienta cómodo. Sigue siempre los consejos de tu médico. Si tienes alguna pregunta sobre qué sujetador de nuestra gama se ajusta mejor a tus necesidades, contacta nuestro servicio al cliente. No hay preguntas demasiado tontas o demasiado sencillas. En nuestro servicio al cliente, sólo trabajan mujeres para que nuestras clientas se sientan seguras y se atrevan a hacer preguntas íntimas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.