¿Te pones el sujetador de forma correcta? | Miss Mary of Sweden
Pasar al contenido principal

¿Te pones el sujetador de forma correcta?

La manera en la que te pones el sujetador influye en cómo lo vas a sentir y como te quedará durante el resto del día. Sigue nuestros sencillos pasos para un ajuste cómodo y perfecto.

Un sujetador con un cierre normal en la espalda se puede poner de dos maneras diferentes. No recomendamos cerrarlo primero y luego pasar el sujetador por tu cabeza ya que el cierre está allí por una razón y colocar un sujetador pasándolo por la cabeza puede ser incómodo y ajustado, sobre todo si tienes un pecho grande. Sin embargo, algunos modelos de sujetador están diseñados para pasarlos por la cabeza, pero son generalmente bralettes elásticos o sujetadores deportivos que están diseñados para quedar apretados.

Opción 1 - Ponte el sujetador del lado correcto.

Coloca primero las copas del sujetador sobre tus pechos, y luego mete los brazos por los tirantes. A continuación, coge los extremos y engánchalos en la espalda. Esto puede ser un poco difícil de hacer, pero es coger la costumbre. Sin embargo, si tienes dolor o rigidez articular, puede ser difícil de llegar. Entonces es más fácil usar el método siguiente.


Inserta primero los brazos y, a continuación, ajusta el sujetador en la espalda.

Opción 2 - Ponte el sujetador colocándolo al revés.

Pon el sujetador al revés, es decir, con las copas de tu sujetador en la espalda, para que puedas cerrar el sujetador por delante, debajo de tu pecho. A continuación, gire el sujetador hasta que se coloque correctamente y pase los brazos por los tirantes. Si utilizas un sujetador con aro, ten cuidado de no colocar el sujetador boca bajo con los tirantes de los hombros hacia abajo. Entonces luego tienes que dar la vuelta al sujetador y eso degasta el aro.

Opción 3 - Botón frontal

Si tu sujetador tiene una abertura frontal, ponte el sujetador como si fuera un chaleco insertando primero tus brazos en los tirantes y cerrándolo después. La manera más fácil es cerrar el cierre de corchetes desde abajo hacia arriba. Puede ser un poco difícil si tienes un pecho más grande, ya que no podrás ver la última fila del cierre de corchetes, pero esto es también coger la costumbre. La mayoría de la gente que usan sujetadores con cierre frontal los encuentran fáciles y rápidos de poner ya que así se evita cualquier movimiento de torsión. La razón por la que no se hacen más sujetadores con cierre frontal es que no es posible regular el cierre a lo ancho. Los sujetadores con un cierre en la espalda tienen 3 posiciones a lo ancho para ajustarlo, lo que hace que se puede utilizar el sujetador más tiempo ya que con los años se va estirando. Dado que el cierre real se encuentra entre los pechos de un sujetador no se puede ensanchar la apertura sin afectar la posición de los pechos.


Cómo ajustar el sujetador una vez puesto

PASO 1: Ajusta los tirantes de los hombros

Después de ponerte el sujetador, comprueba la posición y cómo sientes los tirantes contra tu cuerpo. Realiza los siguientes pasos:

  • No deben clavarse en la piel, pero tampoco se deben caer al moverte.
  • Si los tirantes de los hombros están bien apretados, debes poder meter un dedo entre el hombro y el tirante sin ningún problema.
  • Levanta los brazos. ¿Notas que la banda debajo de tu pecho te aprieta el tejido mamario? Entonces los tirantes de los hombros son demasiado cortos (o el tamaño de la banda demasiado grande).
  • Si están demasiado sueltos, el sujetador no te quedará bien, especialmente si las copas no están acolchadas.
  • Si los tirantes de los hombros son demasiado cortos o largos, quítate el sujetador y ajusta la longitud. Puede que tengas que repetir este paso varias veces hasta que sientes que has conseguido la longitud adecuada.


Ajusta siempre los tirantes para que no estén demasiado sueltos.

PASO 2: Haz el movimiento Scoop & Swoop

Ahora es el momento de recoger y levantar los pechos en la copa. Este paso es fácil de olvidar, pero hace una diferencia tremenda en cómo te va a quedar el sujetador y cómo lo vas a sentir. Mete la mano derecha en el lado lateral de la copa izquierda luego recoge y levanta el pecho hacía arriba y al centro. A continuación, haz lo mismo en el otro lado, es decir, con la mano izquierda en la copa derecha.

PASO 3: Inclínate hacia delante

Ponte de pie e inclínate hacia delante. Mueve los brazos hacia delante y hacia atrás y sacude ligeramente los pechos. Si has hecho el movimiento Scoop & Swoop correctamente tus pechos no deben moverse. Si los pechos salen de la copa significa que tienes una copa demasiado pequeña. Si se forma un hueco entre el pecho y la copa, la copa es demasiado grande.


Cuando te agachas, no debe haber ninguna separación entre las copas y los pechos.

¿Tienes la sensación de que elegir un sujetador es una tarea complicada o nunca has encontrado un buen sujetador? ¿Sabes que Miss Mary ofrece un servicio personalizado 7 días a la semana por teléfono, correo electrónico o chat? Nuestros agentes simpáticos en la atención al cliente son expertos en asesorar a las mujeres que nunca han visto en persona. No hay preguntas demasiado grandes o pequeñas.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.